hit counter

7.11.06

...songs of freedom, redemption songs

He estado preguntándome... ¿Qué tan ridículo y lastimoso puede ser el hecho de sentirse mal, al grado de verdaderamente deprimirse, por el fallecimiento de alguien a quien ni siquiera conoces?

Alguien que jamás supo de tu existencia, quien vivió otro lugar, con otras situaciones, bajo distintas presiones y que hizo distintas cosas a tí. Que vivió épocas distintas, que fué formado bajo normas y casos distintos a los tuyos.

Alguien completamente distinto a ti y que sin embargo cambió tu vida. Que con sus acciones, palabras e ideales cambió completamente tu manera de ver la realidad que te rodea, que hizo de tí una persona completamente distinta, que motivó tus decisiones y te hizo ver que de verdad había motivos para luchar, para decir no y para ir por tu propio camino, aún cuando pareciera que el mundo entero en está en contra de ello.

Desde ayer por la tarde estas ideas ocupan mi mente, me generan nuevas preguntas y me hacen pensar más en quien soy y que he hecho por estar aquí, hacia donde me dirijo, por qué y cómo lo haré.

"The future is unwriten", dice un muro en Nueva York. Y aún cuando hacen ya casi 4 años de que esa persona se fué de este mundo, no puedo evitar perderme en todas las emociones que su trabajo sigue causando en mí... y le agradesco por ello, donde quiera que esté.

2 comentarios:

Peluche dijo...

Y vaya que si fue una figura...

Creo que lo que podemos hacer, lo poco que podemos hacer es recordar que tan bueno fue... y que no se pierda en el olvido... "imaginarlo y resucitarlo" siempre...

lollipop dijo...

que bonito!