hit counter

15.5.08

Segundo día fuera de casa. Se siente extraño, pero no me quejo, ni siquiera por lo del sueño que es de siempre, ja. Creo realmente que en estos días no me he quejado de nada, excepto tal vez de la no-respuesta que en algún momento esperé, pero bueeeno... debería entender que así son las cosas ya. Tengo que dormir ahora sí. Mañana en la noche voy a ver a The Adicts y al oportunista de Marky Ramone, de ahí me paso al ridículo Festival Xtremo en la mitad de la nada y ahí serán dos días... pero todo sea por Union 13.... en fin, antes de eso, quería contar/presumir un poco lo que pasó hoy.

Hace rato fui con Jonathan y Emba al Laboratorio Arte Alameda, que es uno de mis lugares preferidos de la ciudad. No entré a la exposición, Jonathan ya había ido y dijo que estaba bien chafa, yo no sé si creerle así que iré luego por mi cuenta... pero me llamó la atención una propuesta de una de las artistas que montaron dicha exposición. La tipa "creó" unos audífonos que captan ondas electromagnéticas y las convierten en sonidos, entonces en el LAA te prestan dichos audífonos y te dan un recorrido sugerido por la misma artista para que escuches "los campos de la ciudad". Igual puedes ir por el camino que se te de la gana... o sea que está bastante simpática la idea, así que tomamos nuestros audífonos y empezamos a vagar como siempre.

Después de un rato entre la alameda central, varios museos, una iglesa, un banco, tiendas y el edifició donde siguen construyendo departamentos caros (para la gente que tiene la fortuna de poder pagar por vivir en esa zona que tanto me gusta), íbamos ya de regreso al LAA cuando Jonathan empezó a percibir un sonido distinto en los audífonos esos, lo seguí y entramos a un viejo edificio donde algún día existió un cine porno. Yo divagaba sobre el hecho de que se veía bastante misterioso y no me daba mucha confianza la oscuridad del pasillo ése, pero de pronto vi varios posters que llamaron mi atención. La mayoría eran de Freddie Mercury. Me asomé y vi demasiaaaaados discos de acetato perfectamente acomodados, me empecé a emocionar ante la idea de encontrarme alguno que me agradara, así que entramos e inmediamente encontré mi sorpresa al encontrarme este...



Empecé a sonreir ridículamente diciendo "¡si cuesta menos de 200 me lo llevo! ¡si cuesta menos de 200 me lo llevo! ¡si cuesta menos de 200 me lo llevo! " mientras buscaba el precio. Cuando lo vi sonreí aún más, el precio era ridículamente barato. Además estába perfecto, sin un solo rayón, la funda bien cuidada, la hoja con las letras y los detalles del disco, edición del 89 y pareciera nueva. Me puse inmensamente feliz y lo compré.

¡Tengo un Disintegration 12" en perfectas condiciones y me costó menos que comer tacos en el metro Hidalgo! (Y sí, tenía que presumirlo, ja... sólo por eso pedí prestada esta máquina :33 )

1 comentario:

Harry dijo...

Donde esta ese lugar de los audifonos??
atte: Harry..Ha!
y por cierto no hay algun acetato de blink 182?..
y poooor cierto...estaras por ahi esperando a marky tmb?
:33